Entrega de credenciales de su Excelencia Señor Antoine Joly

La tarde de ayer, durante una ceremonia solemne transmitida en directo por los medios de información locales, El Señor Antoine Joly Embajador de Francia en Nicaragua, hizo entrega de sus cartas credenciales al presidente Daniel Ortega.
Abajo el discurso pronunciado por el Señor Embajador durante la ceremonia.

JPEG
 [1] foto de Cesar Perez tomada del 19 Digital

"Señor
Presidente, es para mi un honor ser el Embajador de Francia en Nicaragua. Como resultado de nuestras revoluciones nuestros pueblos comparten valores comunes de democracia y derechos humanos y existe una amistad antigua entre franceses y nicaragüenses, que se fortaleció durante la guerra con los contras.

Me siento muy emocionado de poder encontrarlo a Usted personalmente, porque es uno de los líderes históricos de la revolución.
Conozco a muchos políticos franceses que conservan un recuerdo emocionado de sus viajes de apoyo a Nicaragua durante esta época y que están dispuestos ahora a colaborar todavía más con las ciudades y regiones de su lindo país.

Como Usted sabe, Francia desarrolla acciones de cooperación desde hace más de 50 años. Una cooperación históricamente marcada por la cultura, la educación, las universidades y la enseñanza del francés en escuelas nicaragüenses y también a través de nuestros operadores principales que son las alianzas francesas de Managua, Granada y León, y el liceo francés Víctor Hugo de Managua. Hoy en día, la cooperación francesa no se resume solo en una cooperación bilateral tradicional, sino que se enmarca en el ámbito europeo y de sus fondos: de cada 100 córdobas que Nicaragua recibe de la Unión Europea, 17 proceden de Francia.

En nombre del Presidente Sarkozy, tengo que decir que deseamos fortalecer esta cooperación bastante original, seguir la cooperación, fortaleciendo las instituciones y la buena gobernabilidad, pienso especialmente en las capacitaciones dirigidas a la policía nicaragüense, que hace un trabajo muy apreciado, y deseamos también abrir nuevos terrenos de cooperación especialmente en el tema económico, pienso por ejemplo en el turismo duradero, donde Francia tiene empresas a nivel mundial, o también en el sector de las energías renovables.

En lo que concierne la política internacional, es verdad que no estamos siempre de acuerdo sobre todo, pero nos respetamos como países independientes. Estoy seguro que podemos compartir sobre objetivos políticos. Pienso en el proyecto lanzado por el Presidente Sarkozy y la Canciller alemana Angela Merkel de crear un impuesto sobre las transacciones financieras. Tenemos que reducir la especulación, y desde la desregulación de las actividades financieras se ha ampliado considerablemente la brecha entre el mundo de las finanzas y las necesidades reales de la economía.

Yo creo también que el diálogo con la Unión Europea sobre los acompañantes-observadores es una buena noticia para considerar el futuro de las relaciones entre Nicaragua y Europa.

Yo pienso al Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea, que incluye una dimensión de cooperación y de dialogo político, favorecerá los flujos comerciales y de inversión, y es importante que Nicaragua tome todo su lugar en esta política de cooperación y de dialogo. Es el objetivo de mi misión aquí al servicio de Francia, de Nicaragua y de su amistad".

Dernière modification : 02/07/2014

Haut de page